Consigue que tu Pitbull no tire de la correa

La mayoría de los perros que no han recibido una buena educación, tiran de la correa durante el paseo, pero… ¿Por qué lo hacen? En primer lugar, si no se corrige desde que son cachorros, los perros crecen pensando que sólo avanzan al tirar de la correa.

Esto es lo habitual, en cambio, también existe la posibilidad de que tiren para marcar la dominancia. Este es el caso (que puede mezclarse con el anterior) del Pitbull. En la naturaleza, una manada de perros (o lobos) guarda una estructura durante los viajes: los que ostentan más poder en la jerarquía van delante, mientras que los que tienen menos poder van detrás.

pitbull-correa

Por ello es importante pasear correctamente al Pitbull, porque la raza es naturalmente dominante y hay que lograr que esa predisposición quede anulada. Entonces… ¿Cómo hacer que tu perro camine a tu lado y no delante de ti?

En primer lugar, durante el tiempo que quieras trabajar este aspecto de la relación con tu Pitbull, debes salir a pasear con él con una buena cantidad de trocitos de salchicha y, si a tu perro le gustan los juguetes, con su juguete favorito.

En segundo lugar, te recomiendo que vayas a algún lugar tranquilo donde practicar con él. Esto es por dos razones: primero, porque tu perro, estando tranquilo, estará más atento a ti y a lo que le pides, y segundo, porque trabajar el paseo con un perro, a los ojos de otras personas, te hace quedar como un completo loco.

Entonces… ¿Cómo lograr que tu perro no tire de la correa?

Perro pitbull atado

Doy por sentado que el perro acepta tu liderazgo (de no ser así, visita éste artículo). En tal caso, sienta a tu perro al lado tuyo y dale un premio. Con esto le estás indicando que cuando tú estás de pie en la calle, lo que quieres es que él esté a tu lado y sentado.Si se levanta, o trata de ir a otro lugar, pégale un tirón de la correa, o dale un toque con la punta del pie (no fuerte, sólo para llamarle la atención) al tiempo que le dices “NO”, y siéntalo de nuevo a tu lado. Repite la operación hasta que aguante unos segundos sentado a tu lado, y entonces prémialo. El objetivo es que cada vez que practiques este ejercicio, el Pitbull aguante más tiempo sentado a tu lado.

Cuando quieras terminar esos minutos de educación al día, asegúrate de terminar cuando tu Pitbull haga lo que le pides, y entonces utiliza el juguete para premiarlo y señalarle que “la clase” ha terminado.

Una vez conseguido lo primero, podrás pasar a la segunda etapa: Avanza un par de pasos. Si tu perro camina a tu lado, prémialo (sin dejar de andar) tanto tiempo como él no se adelante. Con esto, le estarás diciendo que cuando caminas, lo que quieres es que él vaya a tu lado, no por delante.

Si al empezar a andar, él se adelanta, pégale un tirón o dale el toque al tiempo que le dices “NO” y cambia de dirección. Repite esta operación hasta que el perro deje de adelantarse en los primeros pasos, y entonces prémialo.

Con el paso del tiempo, tu Pitbull cada vez caminará más tiempo junto a ti, y finalmente asumirá que paseando a tu lado obtiene más beneficios que tirando de la correa. De nuevo, cuando termines el tiempo de educación por ese día, termina con tu Pitbull haciendo lo que deseas y utiliza el juguete para premiarlo e indicarle que la clase ha finalizado.

Es importante no darte por vencido de manera prematura: los Pitbulls son perros obcecados y testarudos, y si durante mucho tiempo ha paseado tirando de la correa, llevará un tiempo corregir ese comportamiento. Lo único que puedes hacer es ser más testarudo que él.

18 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.